Breaking News

El círculo de la amistad

¿Has pensado en todos los círculos que haces en la vida? 

Es fascinante como vamos abriendo caminos y cómo vamos haciendo historias con estos círculos.

Te creas círculos en la escuela, ese círculo que se cierra rápido, un circulo que con el pasar de los años pasa de nostalgia a olvido.

El circulo de la escuela es el más tierno de todos porque es durante tus años mozos que lo creas, piensa en todos esos amigos que has dejado de ver, como te saliste del circulo de ellos y como formaste otros nuevos.

A veces creo que la vida es muy injusta, pero al final entiendo que es la transformación individual la que dictara que círculos conservar o que círculos cerrar.

Algunas veces quisiera recorrer mis pasos de niño y ver toda esa gente que deje allí, algunos todavía siguen en el mismo lugar, otros se movieron y otros simplemente se fueron.

Es triste pensar en cómo el círculo de tu infancia simplemente despareció, algunos tienen la dicha de conservar parte de ese círculo pero; quizás en la vida es necesario cerrar esos círculos.

Piénsalo, es necesario cerrar círculos para seguir avanzando y crear nuestro propio camino y dibujar nuestro destino con cada paso que damos.

Si hacemos memoria de cada uno de nuestros círculos veremos que hay algunos que ya cerraron y no volverán y querer volver es simplemente absurdo, por mas romántico, tierno o lindo que sea.

Los círculos se abren con cada paso que damos y se cierran con cada decisión que tomamos. 

Ahora bien, contestemos estas preguntas: ¿Qué circulo queremos para nuestros hijos?  ¿Dónde queremos que estén? ¿Cuales círculos queremos que abran? ¿Cuales cualidades y calidades queremos para nuestros hijos? 
Estas preguntas las podemos contestar fácilmente por nuestra propia experiencia.

Cada circulo que cerramos en nuestra vida, son círculos que ya no funcionaron para nosotros. 

Algunas veces pensaras que nuestro círculo de la escuela era perfecto
¿Pero siguió perfecto este círculo? ¿Al final fue justo movernos de este círculo?

Buscar una respuesta es imposible por el viaje que debemos dar, a la respuesta que si podemos ofrecer es a donde queremos llevar nuestros hijos, donde los queremos tener y como acompañarlos en su camino por la vida, hasta que el tiempo se nos agote.

No podemos decidir los círculos de nuestros hijos, pero si podemos en gran medida influenciar en el tipo de circulo que queremos para ellos.

Podemos decidir en qué escuela estarán, en que gimnasio harán deporte, a que biblioteca irán inclusive a que lugares de recreativos ellos asistirán.

En la medida que podamos decidir por donde caminamos con nuestros hijos, así mismo podremos acompañarlos en las decisiones que ellos tomen.

Si al final ellos tienen círculos que no entendemos y ellos mismos nos apartan de todos sus círculos, esto ha sido porque al inicio de sus vidas fuimos incapaces de abrir y cerrar círculos juntos.